Innovar Como Steve Jobs


Muchos hablan del legado de Steve Jobs, y creo que es apropiado mencionar una de las mayores lecciones de Steve: la manera en que piensa (no es sorpresa que incluso creó una “universidad” para enseñar a sus mejores ejecutivos a pensar como él, planeando su sucesión).  Innovar no es cualquier cosa, y no se refiere a las babosadas que normalmente nos enseñan, como “navajas de afeitar  con 14 hojas” o unos jeans con bolsas con botón. La innovación es mucho más que eso, y Jobs -que logró encapsular la enorme complejidad de un sistema de producción y cadena de suministro transnacional y diseño que parece traído del futuro en productos que son engañosamente simples de utilizar- es un excelente modelo a seguir en cuanto a innovación.

Sin más, aquí hay 11 preceptos para innovar como Steve Jobs, mencionados por el ex-CEO de Apple, John Sculley:

  1. Diseño hermoso – empezar el diseño desde el punto de vista de la experiencia del usuario. Jobs y Sculley solían estudiar a diseñadores italianos, observando el acabado de los materiales, colores etc. cuando nadie lo hacía en Silicon Valley. Apple no es sólo acerca de computadoras (algo que no era obvio en ese momento), sino acerca de diseñar productos, marketing y posicionamiento.
  2. Experiencia del Cliente –   Steve siempre veía las cosas desde la perspectiva de cuál sería la experiencia del cliente (y cual quiere Steve que sea la experiencia). La experiencia debe pasar por el sistema de punta a punta, sean publicaciones, iTunes, etc. Tdo es parte de un sistema. De la misma manera que lo es la producción, la cadena de suministros, la mercadotecnia, las tiendas. La percepción de que el producto no es solo el objeto físico sino la experiencia completa, incluso lo que no se percibe direcamente, es lo que hace a Apple una compañía tan sólida, congruente y de una pieza. No se perciben espacios ni grietas en la experiencia, es un ecosistema cerrado y completo al cual entramos desde antes de tener en nuestras manos un iPod.
  3. NADA de Focus Groups – Alguna vez dijo Steve: “¡¿cómo podría preguntarle a alguien qué debe ser una computadora basada en interfaz gráfica cuando nade tiene la mas mínima idea de qué es una computadora basada en interfaz gráfica?! ¡Nadie nunca ha visto una antes!”. Creía que enseñarle a alguien una calculadora por ejemplo no le daría a nadie una indicación de a donde iba la computadora porque el salto en tecnología y diseño es demasiado grande. Por supuesto, este punto no es para todos, pero es digno de tener en mente porque siempre escuchamos que el cliente tiene la razón y sabe qué quiere… pero no siempre es cierto, sobre todo cuando estamos creando algo totalmente nuevo, la gente no sabe qué quiere y es nuestro deber como creadores innovadores de probar cosas nuevas, fracasar, aprender y probar mas cosas nuevas hasta encontrar lo que funciona.
  4. Perfeccionismo – atención a detalle preciso en cada paso del desarrollo y experiencia. Ser metódico y cuidadoso con todo, un perfeccionista. Steve era todo esto. Y se puede apreciar en la calidad inimitable de diseño de los productos y experiencias de Apple. Esta misma atención a detalle es la que puede impulsar o desturir un proyecto
  5. Visión – Steve creía que la computadora eventualmente se convertiría en un producto de consumo. Esto en 1980 era una idea imposible porque la gente pensaba que las computadoras personales eran solo versiones más pequeñas de las computadoras grandes. Así lo veía IBM. Otros pensaban que era mas como una consola de juegos porque habían maquinas de juego arcáicas, simples que se jugaban en televisiones. Pero Steve pensaba en algo totalmente distinto. Sentía que la computadora cambiaría el mundo y se convertiría en la bicicleta de la mente. Permitiría a individuos tener la increíble capacidad que nunca habían soñado. Démonos cuenta que frecuentemente a la gente con visión, que ve mas allá de lo obvio y lo aparente, que encuentra nuevos patrones, es a la que generalmente le llaman loca o desquiciada. Pero son estos mismos los que frecuentemente nos llevan a conocer lugares e innovaciones que una mente bien ajustada y obediente nunca habría soñado encontrar.
  6. Minimalismo – siempre pensó que las decisiones más importantes no son las que decides hacer, sino las cosas que decides no hacer, no incluir, etc. El minimalismo es primordial, y siempre está reduciendo las cosas a su nivel mas simplificado. Simplificar la complejidad es clave.
  7. Contratar a los mejores – Steve tuvo la capacidad de alcanzar y encontrar a los mejores de los mejores, los más inteligentes en el mundo. Es importante tener el carisma y persuasión para lograr que la gente crea en tu visión y tu filosofía aún antes de que existan los productos. El reclutamiento es algo que Steve nunca delegó.
  8. Pulir los detalles – de nuevo con los detalles, porque de un lado Steve trabajaba con cambiar el mundo, una visión grande. Por otro lado, está trabajando en los detalles de lo que realmente toma construir un producto y diseñar el software, hardwre, diseño de sistemas y aplicaciones y periféricos. Siemrpe estuvo íntimamente envuelto en la publicidad, diseño, todo. Tal vez no deseemos el mismo nivel de involucramiento pero cierto es que debemos tener un pie en la grán visión y concepto, y otro pie en el trabajo paso a paso necesario para llegar a la meta. Como dijo Henry Ford, cualquier esfuerzo y meta es alcanzable si se subdivide en pasos y partes suficientemente pequeñas.
  9. Mantenerlo pequeño y manejable – Steve no respetaba organizaciones grandes. Pensaba que eran burocráticas, lentas e inefectivas. Steve tuvo la regla de que nunca podrían haber mas de 100 personas en el equipo de Mac. Si querías meter a alguien, debías sacar a alguien mas. Una de las razones era típico Steve Jobs: “no recuerdo mas de cien nombres de pila, así que solo quiero estar alrededor de cien personas que conozca personalmente. Como me gusta trabajar es tocar todo”. Démonos cuenta que un equipo demasiado grande se vuelve poco manejable, demasiado complicado y pueden duplicarse esfuerzos o tenerse capacidad ociosa. Para Steve eran cien, para ti pueden ser mas o menos. La clave es que tengas la gente suficiente, pero no demasiada. Esta limitación te forza además a dar prioridades y seleccionar tus recursos de la manera mas eficiente e inteligente, de lo contrario puedes terminar engordando demasiado el equipo y volviéndolo inútil.
  10. Rechazar el mal trabajo – Como si Steve fuese el maestro artesano en un taller, juzgando el trabajo y rechazando frecuentemente alguna cosa, un ingeniero podría traer algo a Steve y mostrarle el código mas reciente y Steve lo vería y se lo devuelve diciendo “simplemente no es suficientemente bueno”. Estaba constantemente forzando a la gente a elevar las expectativas de lo que pueden hacer. Asó que la gente producía trabajo que nunca pensó que podría hacer. Steve oscilaría entre ser carismático y motivador emocionándo a la gente a sentirse parte de algo increible; y a la vez sería despiadado en rechazar el trabajo hasta sentir que tuviera el nivel de perfección suficiente para ser parte del producto.  Es uno de los puntos más difíciles para nosotros, sobre todo en una cultura poco afín a la exigencia de excelencia, pero es vital para garantizar que nuestro esfuerzo como emprendedor o creador no sea en vano, y que la calidad sea digna de vender al cliente. Es tomar orgullo en tu trabajo y sólo permitir relacionar tu nombre o tu marca con la mas alta perfección posible. Aceptemos ningún sustituto.
  11. Pensamiento sistémico – la base de todo el trabajo de alguien exitoso y atento al detale y perfección, es el pensamiento sistémico. El iPod es un ejemplo perfecto de la metodología de Steve, comenzando con el usuario y viendo al sistema completo de punta a punta. No era un diseñador sino un gran pensador sistémico, analizando las relaciones entre cada parte del sistema y cómo interacatúan (esto mismo hace que sus productos y experiencias sean tan de una pieza). Esto es algo que no se ve en otras compañías que tienden a enfocarse en su pieza y hacen outsourcing de todo lo demás.  Si miras al iPod, con su cadena de suministro desde China, es tan sofisticada como el producto mismo y aplican las mismas reglas de perfección como al diseño del producto mismo.
Así que ahí lo tienen. Once conceptos para llevar sus proyectos al siguiente nivel.
No fue un post corto, pero vale la pena para todos aprender sobre cómo ser mejores. Si se llevan sólo una lección, que sea el pensamiento sistémico. Lean sobre System Dynamics y empiecen a incorporar ésto a sus proyectos. Poca gente piensa de ésta manera y es la clave para ser mas valiosos como empleado o emprendedor que cualquier hijo de vecino.
Enjoy.

2 thoughts on “Innovar Como Steve Jobs

  • julio 17, 2014 at 3:16 AM
    Permalink

    What’s up all, here every person is sharing these familiarity, so it’s pleasant to
    read this blog, and I used to go to see this blog
    everyday.

    Reply
  • julio 26, 2014 at 9:39 AM
    Permalink

    Admiring the time and effort you put into your site and in depth information you offer.
    It’s good to come across a blog every once in a while that isn’t the
    same unwanted rehashed information. Wonderful read!
    I’ve bookmarked your site and I’m including your RSS feeds to my Google account.

    Reply

Leave a Reply