La me-to-do-lo-gí-a Inbound

inbound 2Hasta da flojera leerlo pero c’est la vie! En mi post pasado veíamos que hay que “unirnos a la conversación”. Suena coqueto, pero ¿cómo?

Según la versión Hubspoteana de la vida -y la que al momento me ha funcionado más- hay que seguir unos sencillos pasos (ni sencillos, ni simples y ojalá fuera tan fácil como seguir una receta para cocinar).

Atraer- Convertir- Cerrar- Deleitar

Wooot?

Atraer extraños para que se conviertan en visitas, las cuales convertiremos en leads, cerraremos el trato para transformarlos en clientes, y los deleitaremos de tal manera que se volverán nuestros propios promotores.

¿Maravilloso, no?

¿Por dónde empiezo?

Buyer persona

Primero que nada hay que resolver una pregunta. ¿A QUIÉN?

Sonará un poco obvio pero si no tenemos verdaderamente definido quién es nuestro target no vamos a llegar a ninguna parte.

¿Qué es un buyer persona? Es un personaje semi-ficticio que representa a tu cliente ideal. Está construido sobre data real que puede conformarse por datos demográficos, patrones de comportamiento, motivaciones, metas, objetivos.

No se deben suponer cosas ni imaginar situaciones de nuestra buyer persona, debe de haber una investigación de por medio para conocer quiénes son nuestros consumidores y nuestros posibles consumidores.

De esta manera, podremos crear el contenido indicado, para la persona indicada.

¿Ya tienen a su buyer persona bien definido?

Ahora sí, pueden continuar con la metodología Inbound.

Lolo Menna

Periodista, bailarina de irish, ciclista de ciudad, corredora de 3 cuadras, amo el helado de menta con chispas y cuando manejo creo que soy The Stig

Leave a Reply